Las películas musicales, al doblarse, tienen un aspecto extra que cuidar: sus cantantes. Disney eligió, para el doblaje del personaje de Elsa de Frozen, a la actric Ana Esther Alborg (diálogos) y la cantante Gisela (canciones).

Lo sorprendente (o quizá no) es que si ves este vídeo del tema Let it go, en 25 idiomas (prácticamente uno por frase), el parecido entre todas las cantantes es increíble.

Sin duda, las canciones y las voces que las interpretan constituyen una marca reconocible en cualquier canción… y las películas de animación de Disney tienen un producto y una imagen característicos. Es razonable que se cuiden… pero creo que nunca había oído un parecido tan evidente.