Haciendo Eco

Concretar y generalizar, todo un arte

Ante situaciones de injusticia o necesidad, suelo moverme entre el “dale un pez y comerá hoy; enséñale a pescar y comerá mañana” y el relato del niño que intentaba salvar miles de estrellas de mar, recogiéndolas una a una: “dile a las 8 que llevé al mar si tiene sentido…”. Y entre esas dos orillas vadeo, intentando moverme sin perder pie.

Supongo que es distinto si hablamos de una situación concreta y acuciante, o si estamos ante algo general o incluso teorizando.

Sin embargo, he leído Bancos de alimentos, de la caridad a la manipulación y el lucro del 15M – Ronda en Redes Cristianas que me ha molestado… no tanto por lo que dice (no me siento con fuerzas para contradecir los datos) sino por la sensación de poder ser manipulados incluso en nuestros intentos de rebelarnos y revelarnos… y por lo fácil que parece desilusionarnos y sembrar las dudas, haciéndonos replegar en nosotros mismos.

Ser concretos cuando es necesario, intentar ayudar, aun sabiendo que quizá sea pan para hoy y hambre para mañana (bendito pan que hoy calma el hambre que golpea).

Y acompañarlo de la reflexión necesaria para cambiar comportamientos, reclamar de las instituciones… y avanzar hacia una sociedad justa para toda/os y cada una/o.

Mirar al suelo y al horizonte. Concretar y generalizar. Todo un arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *